Publicidad

Publicidad
#VACUNATE

Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

Noticias

jueves, 19 de noviembre de 2020

Trump presiona a su partido para ignorar el voto y apoyarle el 14 de diciembre

La campaña de Trump intenta impedir la certificación de los resultados en estados como Arizona, Nevada y Pensilvania,,,,   
Por un momento, la noche del miércoles, pareció que el plan B de Donald Trump para impedir que el 14 de diciembre el Colegio Electoral certifique la victoria de Joe Biden podía tener algún viso de prosperar en Michigan.
Los miembros de la Junta Electoral del condado de Wayne se reunieron por videoconferencia para certificar el resultado de las elecciones en su territorio, el mayor del estado, que incluye la ciudad de Detroit, de mayoría negra. Debería ser un mero trámite pero nada lo es hoy en día en EE.UU. La junta no pudo ponerse de acuerdo. Sus dos miembros demócratas votaron a favor de confirmar el resultado del escrutinio en el condado, donde dos de cada tres votos fueron para Joe Biden. Los dos republicanos se opusieron.
Biden consiguió en Michigan 146.000 votos más que Trump. Pero los resultados quedaron en el aire. La imposibilidad de certificar los resultados abría la puerta a lo que los aliados del presidente, incluido su abogado Rudy Giuliani, llevan semanas reclamando a los republicanos que controlan parlamentos estatales: nombrar a electores o delegados afines que, cuando el 14 de diciembre se reúna el Colegio Electoral (el órgano ideado por los padres fundadores para elegir al presidente de EE.UU. por vía intermedia) le voten a él y no al candidato más votado, según el conteo provisional.

Tensión en Michigan
“Ser valiente es bello”, celebró el mandatario antes de ver esfumarse su efímera victoria
Las noticias de lo que ocurría en Michigan saltaron de inmediato a las televisiones y redes sociales. Los progresistas acusaron a los republicanos de supresión de voto, algo especialmente sangrante al afectar de lleno a Detroit y el colectivo negro, históricamente enfrentado a más dificultades que los blancos a la ­hora de participar en las elecciones. Algunos empezaron a visualizar ­incluso la posibilidad de un golpe, uno de los desenlaces más ex­tremos aunque no imposible, faci­litado por el propio sistema del ­Colegio Electoral, ya que en ningún sitio está escrito que los electores estatales deban votar al candidato más votado, al contrario, se creó para sortear la voluntad del pueblo. Esta parte está basada en la costumbre, no en la ley.
Entre los espectadores del conflicto estaba su principal interesado, el presidente de EE.UU. “¡Michigan se niega a certificar los resultados electorales! Ser valiente es algo hermoso, ¡EE.UU. puede estar orgulloso!”, tuiteó. “Enorme victoria para Trump”, celebró Jenna Ellis, una de sus asesoras jurídicas, que animó a su partido a mantener el bloqueo y conseguir que “el Parlamento estatal, republicano, seleccione a sus electores”.
Las intervenciones de los votantes de Michigan, desde sus casas, se volvieron cada vez más apasionadas. El reverendo Wendell Anthony avergonzó a los republicanos, William Hartmann y Monica Palmer, por singularizar así a una ciudad donde el 80% de la población es negra. “La mancha del racismo con la que acabáis de cubriros os perseguirá” hasta los libros de historia, dijo el vicedecano de la Universidad de Wayne, Ned Staebler.
Tras dos horas de tumultuosas discusiones, la junta electoral volvió a votar. Y, esta vez, certificó unánimemente el resultado. La única condición de los republi­canos fue que se investigue porqué el número total de votos no cuadra con la cifra total de firmas reco­gidas en la ciudad de Detroit.
El Colegio Electoral
El presidente quiere que los republicanos seleccionen delegados afines que le voten a él
El demócrata Jonathan Kinloch achaca esas discrepancias a “errores humanos”, pero insiste en que son de una escala insignificante que no cambian los resultados y tachó de “temerario e irresponsable” no certificar los resultados por esa razón. Tanto los funcionarios estatales como federales han asegurado que las elecciones fueron seguras y limpias. Los republicanos se mostraron conformes con que las irregularidades detectadas en Detroit sean auditadas por la secretaria de Estado, Jocelyn Benson, la máxima autoridad electoral de Michigan.
En otras áreas del estado de mayoría blancas se han detectado incidencias similares, pero los republicanos no han puesto pegas, denunció Mark Brewer, abogado de los demócratas, en declaraciones al Washington Post . Benson aseguró ayer que Michigan va a certificar sus resultados y acusó a los republicanos de querer inhabilitar a miles de votantes negros por “meros errores de oficina”. Trump, por el contrario, condenó la decisión de sus correligionarios, que considera que fueron “brutalmente hostigados” y “forzados” a cambiar su voto.
La campaña de Trump intenta impedir la certificación de los resultados en otros estados que este año le dieron la espalda para apoyar a Biden, como Arizona, Nevada y Pensilvania. En todos los casos, invocan irregularidades típicas de todas las elecciones en EE.UU. aunque extrañas en otras democracias occidentales: problemas con la verificación de firmas, los sobres,los matasellos del voto por correo o el extravío de papeletas. La existencia de 50 leyes electorales, tantas como estados, y ausencia de una Junta Electoral Central, no ayuda.
En todos los casos, los jueces han considerado sin embargo que se trata de irregularidades menores fruto de errores humanos que no tienen capacidad de alterar el resultado. Giuliani, que esta semana ha ejercido como abogado ante un tribunal por primera vez en lustros, fue obligado por los magistrados a aclarar que no estaba denunciando que hubiera habido fraude sino solo irregularidades. A diferencia de cuando habla en televisión, decir lo contrario podría ser perjurio.

¿Las acusaciones de fraude dañan la democracia en EE.UU.?
  • 91.8% (50941)
  • No 8.2% (4554)
Han votado 55495 personas
Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario