Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

Noticias

miércoles, 14 de junio de 2023

No distraerse

El resultado de la reunión del Comité Político del PLD en la que se debatió el tema de las alianzas, dejó a muchos aturdidos por la forma confusa en que el secretario general, Charlie Mariotti, informó.

Según se supo, la voz cantante a favor de una alianza con toda la oposición la llevaron Francisco Javier García, Margarita Cedeño, Domingo Contreras, Rafael Hidalgo y Carlos Amarante Baret.

Es obvio que el resultado dejó mal parados a los promotores de la no alianza, pero también lograron oxígeno a la creciente presión interna. Pero lo más importante para los partidos de la oposición y los candidatos del PLD que tienen almas que salvar en el 2024, no es el rolo que le pasaron a las figuras del partido morado, es como deben recibir el mensaje que puede ser una carnada para que se entretengan mirando para los lados y se cumpla el plazo fatal para los acuerdos.

Es obvio que el PLD no quiere pagar solo el alto costo político de la impopular decisión a lo interno de la organización desechar una alianza con la FP y su decisión, de algún modo, busca repartir responsabilidades con sus antiguos compañeros de partido.

Por eso formó una comisión de alianzas, con una integración que la hace poco operativa, pues incluye al presidente del partido y al candidato presidencial.

Ese comité se parece a las famosas comisiones que se designan desde los gobiernos cuando tienen situaciones sin solución a la vista, en ellas mueren los temas por los golpes del tiempo y el olvido. En el caso de las alianzas entre partidos el tiempo apremia, quien no se mueva rápido, será estatua de sal.

El PRD, que tiene un acuerdo casi cerrado con la coalición opositora que encabeza la FP, es otro objetivo no manifiesto en la confusa agenda de sus antiguos aliados.

Los que pagarán el precio más alto, si vuelven a creer, son los dirigentes del PLD que tienen aspiraciones a cargos electivos en febrero y mayo de 2024. Si siguen la agenda de “alianza”, se les acabará el tiempo de canalizar sus aspiraciones en las coaliciones ganadoras, sean de la oposición o del Gobierno.

La FP tiene ahora el reto de pasar la prueba de no dejarse usar para que cargue parte del costo político que tiene para el voto boschista el fracaso de la anhelada alianza.

Por: Yanessi Espinal;-
@yanesiEspinal

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario