jueves, 25 de julio de 2019

Una reflexión sobre el alcalde que todos queremos

Siendo ciudadana de este país y ante la catástrofe por la que estamos atravesando en el aspecto político, quisiera poder aportar lo que para mí serían las características esenciales que todo candidato a alcalde debería tener para los próximos comicios.
El candidato a alcalde debe saber que no son necesarios costosos asesores, ni experimentados directores de campaña, basta con tener ideas claras para estructurar su plan de gobierno con la finalidad de  llegar a ocupar el cargo.
Las cualidades humanas son las que verdaderamente cuentan para ser un buen alcalde, saber escuchar y tener contacto con los vecinos para conocer sus comentarios y sugerencias acerca de los problemas de la comunidad, olvidando sus ideales políticos a la hora de gestionar la ciudad, y enfocándose en trabajar y colaborar con la oposición tratando de llegar a un consenso amplio cuando sea necesario.
Debe ser como un buen médico, cuya primera acción es examinar en detalle a su enfermo (la ciudad) antes de elaborar un diagnóstico, para no curar superficialmente, sino a profundidad, los orígenes de la enfermedad.
Conocer de mediación será de suma importancia, ya que tendrá que tomar decisiones con máxima transparencia en detrimento de opiniones adversas de los ciudadanos, manteniéndose fiel a sus metas o proyectos, sin dejar de ser realista con respecto a la forma de lograrlos, que debe ser con mucha pasión y dedicación para entregar un servicio de excelencia, en donde las inversiones no sean simples “obras de arte”, sino obras planeadas de manera estratégica.
Quienes aspiren al cargo en cuestión, debe contar con la capacidad de liderar equipos, rodearse de gente competente, cualesquiera que sean sus preferencias políticas, confiar en ellos y motivarlos, ser visionarios, no sin antes reinventarse diariamente y reflexionar sobre el sentido de su misión en dicha posición.
Debe ser una persona honesta, que no haga de la alcaldía una vía para aumentar sus ingresos y que tenga espíritu de servicio.
El pueblo está aburrido de ver a los políticos actuando a espaldas del interés ciudadano. Nos hace falta conocimiento político y electoral para dejar de ser presas fáciles de promesas vacías y futuras frustraciones.
Necesitamos a un alcalde realmente comprometido con su distrito, que sea capaz de realizar un trabajo integral en cuanto a temas tan sensitivos como transporte, seguridad municipal, drenajes, limpieza de calles, áreas verdes, cultura, entre otros. ¿Tendrán todas estas cualidades nuestros candidatos a alcaldes? ¿Esperamos mucho?
La autora  es estudiante universitaria
Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario