Últimas actualizaciones
Cargando...
Sígueme en YouTube Sígueme en Facebook Sígueme en Instagram Sígueme en WhatsApp  Sígueme en Twitter

¿Por qué los norteamericanos recomiendan no venir al país?

Análisis. Bajo el fuego del Covid-19,,,,    
Santo Domingo,-
A la 1:02 de la tarde de an­teayer, el De­partamento de Estado de Estados Unidos distribuyó a sus ciudadanos un men­saje de alerta para que no viajen a República Domi­nicana porque según sus Centros para el Control y la Prevención de Enferme­dades (CDC), “hay un ni­vel muy alto de Covid-19 en el país”.

Leí el mensaje una y otra vez y decidí indagar por qué “los americanos” afirman que en el país hay tanto Covid que recomien­dan a sus ciudadanos no viajar para evitar el riesgo de enfermar y creo que va­le la pena observar cómo se está enfrentando el vi­rus aquí y cómo persiste la infección.

El mensaje fue directo
Aunque el mensaje distri­buido por la embajada de Estados Unidos circuló en­tre ejecutivos de la prensa nacional, ningún periódi­co se hizo eco de esa infor­mación y por tanto, com­parto la esencia de esa noticia:

“República Dominicana - Nivel 4: No Viajar

“No viaje a República Dominicana debido al Co­vid-19.

“Lea la página sobre el Covid-19 del Departamen­to de Estado antes de plani­ficar cualquier viaje interna­cional.

“Los Centros para el Con­trol y la Prevención de En­fermedades (CDC) emitie­ron un Aviso de Salud para Viajes de nivel 4 para la Re­pública Dominicana debido al Covid-19, lo que indica un nivel muy alto de Co­vid-19 en el país.

“Visite la página de Co­vid-19 de la Embajada pa­ra obtener más información sobre el Covid-19 en la Re­pública Dominicana”. Fin del mensaje.

Para que Estados Unidos alerte a sus ciudadanos de no viajar a la República Do­minicana porque hay “un nivel muy alto de Covid-19 en el país”, tienen que dis­poner de buena informa­ción que no está al alcance del común de los mortales.

Como yo no tengo esa in­formación, revisé los boleti­nes del Departamento de Epi­demiología del Ministerio de Salud de la última semana con los datos del comporta­miento del virus entre el miér­coles 14 y el miércoles 21 de este mes, para ver qué hay de interés en ellos.

Pocas pruebas Covid
Del boletín 392 divulgado el jueves 15, al 399 emiti­do ayer, se extrae que en siete días solo se han hecho 21,782 pruebas diagnósti­cas, equivalentes a 3,111 pruebas diarias en una po­blación de más de 10 millo­nes de dominicanos.

Pero en ese escaso nú­mero de pruebas, en una semana se diagnosticaron 3,296 casos positivos, igual a 470 casos diarios, lo que coloca la positividad del pe­ríodo en un promedio dia­rio de 15.10 por cada 100 muestras analizadas.

Es un nivel muy alto de circulación del virus y la posibilidad de contagiarse también es elevada.

En esos siete días murie­ron 36 pacientes que esta­ban internos por Covid-19, lo que da un promedio de 5.1 muertes diarias, mien­tras que la ocupación de camas UCI y el uso de ven­tiladores crecieron porcen­tualmente varios puntos.

Con esos niveles de posi­tividad y esa baja cantidad de muestras procesadas, las autoridades han elimina­do el toque de queda, hay un relajamiento de las me­didas de prevención que la población celebra para go­zar hoy e infectarme ma­ñana y los escándalos y ti­roteos en fiestas hasta la madrugada se reseñan en la prensa con mucha fre­cuencia.

A ese ritmo, “los ameri­canos” saben muy bien que el Covid está ganando te­rreno aquí y que con lo que hacen las autoridades no es suficiente para contenerlo.

¿Qué hacen las autori­dades contra el Covid?
Esencialmente dos cosas: atender pacientes críticos en los hospitales y gestio­nar y aplicar vacunas, que aquí y en todo el mundo están en el nivel de experi­mentación porque son nue­vas y nadie sabe todavía cuáles son sus efectos posi­tivos para proteger del vi­rus ni los negativos para la salud de las personas.

Cuando el gobierno in­formó hace dos semanas que reduciría la cobertura oficial de las pruebas PCR para confirmar diagnósti­cos de Covid y que en cam­bio lo haría con los antíge­nos, delató su intención de bajar su compromiso con el combate al virus, lo que de paso permite moderar los números que revelan la cantidad real aproximada de infectados y presentar al país “prácticamente sano” y listo para normalizar todas sus actividades.

Los especialistas se en­cargaron de hablar cla­ramente de que la única prueba de laboratorio con­firmatoria del virus que provoca el Covid-19 es la PCR y que las demás apor­tan indicios de la no pre­sencia, la existencia presen­te o pasada del virus, pero no tienen valor diagnóstico definitivo.

No hay dudas de que en el país hay una circulación comunitaria del coronavi­rus y no hay un solo muni­cipio libre de casos positi­vos y mucho menos aislado de los principales focos acti­vos de contagio.

Focos más activos
Esos focos son el Distri­to Nacional, donde se han diagnosticado 76,921casos de Covid-19 y han falleci­do 531 pacientes; provin­cia Santo Domingo, que es la periferia del Distrito Na­cional, con 53,282 casos positivos y 665 muertes; Santiago, con 28,592 enfer­mos registrados y 561 falle­cimientos, y la provincia La Altagracia, con 9,491 infec­tados y 71 muertos.

A pelear limpio
Ya se ha dicho que al Co­vid-19 no se le puede ha­cer trampas para vencerlo, que hay que combatirlo en regla, de lo contrario segui­rá hundiendo la cabeza so­lo para sacarla nuevamente con una ola pérfida y mor­tal que obliga a desandar sobre los ardides de quie­nes intentan engañarlo.

Ahí están países con in­mensos recursos de todo tipo como Estados Unidos, Brasil, algunos de Europa, India... que han relajado las medidas por presión de grupos sociales o econó­micos y cuando más entu­siasmados estaban con su nueva “normalidad”, los sorprendió un tsunami de casos provocados por va­riantes nuevas del virus.

Para controlar el virus hay que saber con preci­sión dónde está infectan­do, en qué magnitud y lue­go golpear con todos los recursos curativos y pre­ventivos para aislarlo y do­minarlo como hicieron los chinos en Wuhan en di­ciembre de 2019 y enero de 2020.

Eso es lo que ha permi­tido a China disfrutar hoy de un crecimiento de 18% de su producto en el pri­mer trimestre de este año.

Para lograr eso hay que hacer pruebas masivas gratuitas y de fácil acceso para la población, no res­tringirlas, ni ponerlas difí­ciles, porque si bien la in­fección viral es personal y familiar, las consecuencias sanitarias son sociales y nacionales, y afectan a to­da la sociedad.

Curar y vacunar es im­portante y ahí el gobierno lo está haciendo bien, pe­ro si baja las pruebas e ig­nora la magnitud de la in­festación en el país, no se sabe cuándo habrá barrios o ciudades dominicanas li­bres de Covid-19.

Por Felipe Ciprián ,-
felipe.ciprian@listindiario.com
Print Friendly, PDF & Email

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © Pimentel en la red. Designed by OddThemes