Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

Noticias

lunes, 28 de septiembre de 2020

ūüéß Audio: El almac√©n de la impunidad

Con 326 expedientes de manejos irregu­lares de fondos y otras ilicitudes frisa­dos en sus archivos desde hace 17 a√Īos, la Procuradur√≠a Especializada de Perse­cuci√≥n de la Corrupci√≥n Administrativa (PEPCA) ha devenido, pr√°cticamente, en un bochor­noso almac√©n de impunidades.
Esta escandalosa realidad la ha sacado a la luz la actual Procuradora General de la Rep√ļblica, Miriam Germ√°n, quien tambi√©n ha cuestionado que ese departamento, llamado a ser el brazo ejecutor primario en la lucha contra la corrup­ci√≥n, s√≥lo se limitara a hacer “investigaciones selectivas” de tales expedientes.
Presumimos que la selectividad era un indicio, an­tes oculto o solapado, para el encubrimiento de casos de envergadura, lo cual desdice de la fun­ci√≥n y la responsabilidad que se le ha asignado a ese departamento clave del ministerio p√ļblico.
¿Y ahora qu√© pasar√°?
¿Quedar√°n frisados esos expedientes o las nue­vas autoridades, fieles a su consigna de que ‘va­mos con todo y por todos’, los desempolvar√°n y los esclarecer√°n para limpiar, al menos, algo de esta verg√ľenza nacional?
El solo hecho de esta acumulaci√≥n injustificable de expedientes engavetados es, en s√≠ mismo, tan grave como el delito impl√≠cito en ellos, porque equivale a dar carta de impunidad a los infractores, protegi√©n­dolos de toda acci√≥n punitiva de la justicia.
En aras de la transparencia que ha prometido fo­mentar este gobierno, lo que cabr√≠a es dar a cono­cer al pa√≠s el listado de esos expedientes para deter­minar su nivel de gravedad o da√Īo a la cosa p√ļblica junto con la identidad de los comprometidos.
Escamotear esos expedientes por tantos a√Īos constituye una sombra y un lastre para la justicia, que solo se repara si los actuales jefes del ministe­rio p√ļblico deciden investigarlos y someterlos al debido proceso, para no hacerse c√≥mplices de tan funesta omisi√≥n.
Tomado del editorial de
de esta fecha ,-

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario