martes, 24 de marzo de 2020

Coronavirus: un sacerdote italiano muere después de darle su respirador a un paciente más joven que no conocía

Fray Don Giuseppe Berardelli fue descrito como "alegre y lleno de entusiasmo".,,,,   
Casnigo, Bérgamo. Italia,- Un sacerdote italiano que contrajo coronavirus murió después de donar su respirador a un paciente más joven que también estaba luchando contra la enfermedad.
Fray Don Giuseppe Berardelli, de 72 años, era el sacerdote de la parroquia de Casnigo, un pequeño pueblo a solo 40 millas al noreste de Milán.
Murió en el hospital de Lovere, Bérgamo, una de las zonas más afectadas de Italia.
Según el hospital, se negó a usar un respirador que sus feligreses le habían comprado y, en cambio, se lo dio a un paciente más joven que no conocía.
En un obituario en Araberara, un sitio web italiano de noticias, un trabajador de la salud dijo: "Era un sacerdote que escuchaba a todos, sabía cómo escuchar, quien se volvía hacia él sabía que podía contar con su ayuda".
Clara Poli, quien había sido alcalde de Fiorano durante algunos años, describió al sacerdote como una "gran persona".
Ella dijo a la publicación de noticias: "Lo recuerdo en su vieja moto Guzzi, le encantaba su moto, y cuando lo veían pasar siempre estaba alegre y lleno de entusiasmo, daba paz y alegría a nuestras comunidades.
"Él no nos deja solos, desde allí nos vigila y continúa corriendo a través de las nubes con su motocicleta, quién sabe cuántos proyectos está haciendo allí, también para nosotros".
Como Bérgamo es una de las zonas más afectadas del mundo por COVID-19, una enfermedad causada por el coronavirus, no se celebró ningún funeral para fray Berardelli.
En cambio, las personas se pararon en sus balcones al mediodía del 16 de marzo y le dieron un aplauso.
El 9 de marzo, el primer ministro italiano Giuseppe Conte impuso una cuarentena nacional después de que el virus se extendió dramáticamente en el espacio de unas pocas semanas.
Más personas han muerto después de dar positivo por coronavirus en Italia que en cualquier otro lugar del mundo, a pesar de las estrictas medidas de bloqueo establecidas.
Un total de 6.077 personas murieron en Italia después de contraer la enfermedad, según la Universidad Johns Hopkins.
Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario